viernes, 15 de enero de 2016

LA GERENCIA Y SUS MÉTODOS

LA GERENCIA Y SUS MÉTODOS
SOC. CARLOS VELÁSQUEZ
Uno de los métodos  de investigación que, a pesar de su vieja data, está captando un evidente interés por muchos investigadores es  la investigación cualitativa, la cual hace énfasis en el estudio de los procesos y de los significados, se interesa por fenómenos y experiencias humanas. Da importancia a la naturaleza socialmente construida de la realidad, a la relación estrecha que hay entre el investigador y lo que estudia, además, reconoce que las limitaciones prácticas moldean la propia indagación. Es claro, que la metodología cualitativa está fundamentada principalmente por el paradigma constructivista y hay que señalar que ésta es diferente a la tradicional o cuantitativa. El mundo social es complejo y la vida cotidiana dinámica, no se puede reducir a variables, ni separar sus partes de manera artificial, la metodología se tiene que encargar de esto. Por otro lado, mientras que la metodología cuantitativa se refiere al estudio de los procedimientos y al acto de recoger datos, la cualitativa cubre la totalidad del proceso de investigación, que se verifica y ajusta al mundo empírico.
Pero hay que tener mucho cuidado con eso, ya que es frecuente observar como muchos estudiantes de pre y posgrado se inscriben en uno de los dos métodos, como si se tratara de una definición de nuestras vidas, algo así como el dilema entre ser “caraquista o magallanero”. A pesar,  de que sé perfectamente que algunos lo consideran hasta una filosofía de vida; sostengo que es prudente que tengamos abierta la posibilidad de utilizarlas dependiendo de las circunstancias o la naturaleza del objeto de estudio. ¡Que problemita éste!,... que si humanista o conductista, que si cualitativo o cuantitativo... pero al momento de realizar las investigaciones o en la misma vida diaria, lo normal es que no veamos ninguna definición como tal. Apenas por interpretar unos datos ya creen que son cualitativos, o por hacer un registro estadístico se ubican como “cuantitativistas”. Obviamente,  hay personas que son expertos en estos métodos y seguramente se desempeñan con gran propiedad en el terreno de la investigación, pero también estoy seguro de que el mundo avanza y la parcelación del conocimiento empieza a tener serios problemas para responder ante situaciones que exigen una perspectiva transdisciplinaria.
La gerencia de hoy en día es filosofía, a no ser que la estemos confundiendo con procedimientos administrativos, de allí que una racionalidad más profunda y compleja debe guiarnos a investigar constantemente, siempre con la finalidad de tener una mayor aproximación a la realidad, cosa que tampoco nunca se logra, ya que antes de terminar de definir, algo éste ya ha cambiado.
Por otro lado, pero con un alto grado de relación, tenemos que a pesar de que las ciencias  gerenciales  se ubican en las ciencias sociales (no humanísticas) con predominio de lo cuantitativo sobre lo cualitativo, no escapan del todo de obtener resultados afectados por aspectos del comportamiento del ser humano, es decir, que si bien la administración, por ejemplo, necesita de la cuantificación y resultados “exactos”,  no puede dejar a un lado la gran importancia que tiene para una empresa o cualquier otra organización los factores propios del comportamiento organizacional, tales como: el liderazgo, la comunicación, la percepción o las actitudes entre otros. En ese sentido, no se descarta, obviamente, el uso de la investigación cualitativa en las ciencias gerenciales, sin embargo hay que alertar que un tratamiento sin la ponderación adecuada y fuera del marco de las exigencias de la rigurosidad científica, nos podría conducir a realizar investigaciones de tipo superficial y especulativa. Claro está, esto ocurrirá sino se logran  las concreciones necesarias del caso. De allí que la habilidad, formación y experiencia del investigador jugará un papel muy importante en la calidad de las conclusiones a las cuales se llegue y de los aportes que se hagan.
La investigación cuantitativa es sumamente importante para la toma de decisiones, sobre todo en el campo gerencial. Las cosas hay que medirlas para darles solución a su medida. No podemos conformarnos con informaciones que nos hablan de crisis, de déficit,  de disminución de la delincuencia...etc, necesitamos cifras, datos confiables que permitan superar las constantes especulaciones, que vale aclarar no son exclusivas de las opiniones de funcionarios del gobierno o representantes de la oposición, sino que abarcan peligrosamente el contexto de las investigaciones que se realizan con fines académicos.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo, felicidades, me ha sido de utilidad para mi actividad de investigación

    ResponderEliminar